Autor alemán dice que papa retirado Benedicto se encuentra ‘frágil’

El papa retirado Benedicto XVI habla con su secretario privado, el arzobispo Georg Ganswein, en el aeropuerto alemán de Múnich antes de su partida a Roma el 22 de junio de 2020. Un autor con una larga y cercana relación con el papa Benedicto dijo a un periódico alemán que el papa retirado de 93 años el papa se encuentra “extremadamente frágil”. Foto CNS photo-Sven Hoppe, pool via Reuters

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — Un autor que ha tenido una larga e íntima relación con el papa retirado Benedicto XVI le dijo a un periódico alemán que el papa retirado, de 93 años, está “extremadamente frágil”.

Peter Seewald, el autor que ha publicado cuatro entrevistas largas con el papa retirado, fue citado en la edición del 3 de agosto del periódico bávaro Passauer Neue Presse.

Seewald dijo que había visitado al papa Benedicto el 1 de agosto para presentarle una copia de la biografía autorizada “Benedicto XVI: Una vida”.

El papa retirado vive en el monasterio Mater Ecclesia en los Jardines Vaticanos. Seewald dijo que había visitado al anterior pontífice en compañía del arzobispo Georg Ganswein, el secretario personal del papa Benedicto.  

Passauer Neue Presse informó que Seewald describió al papa Benedicto como “extremadamente frágil” y que dijo que, aunque está mentalmente muy despierto, su voz apenas se puede oír.

La oficina de prensa del Vaticano dijo a finales del 3 de agosto que el arzobispo Ganswein insistió en que no había razón “para una especial preocupación” sobre la salud del papa retirado “más que la de por una persona de 93 años que está superando la fase más aguda de una enfermedad muy dolorosa, pero no terminal”–herpes zóster, a veces conocida como culebrilla.  

El papa Benedicto había viajado a Regensburg, Germany, a finales de junio para visitar a su hermano, Mons. Georg Ratzinger, que estaba enfermo y falleció en 1 de julio. Se informó que Seewald le dijo al periódico que el papa Benedicto regresó al Vaticano “muy enfermo” y que sufría de un doloroso caso de herpes facial.

El periódico también informó que, según el testamento espiritual del papa Benedicto, éste desea ser enterrado en la gruta bajo la Basílica de San Pedro, en la capilla donde reposaron los restos de san Juan Pablo II al principio, antes de ser trasladado al piso superior a la capilla de San Sebastián, en la basílica, después de su beatificación en 2011.

En 1981, el papa Juan Pablo le había llamado a servir como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe. Los dos trabajaron cercanamente durante los siguientes 24 años, hasta la muerte de san Juan Pablo en 2005.